Comprar Calçots de VallsFiesta de la Calçotada

Pronto empezará la temporada de calçots 2019-2020

Es muy posible que hayas encontrado ya calçots en algún mercado o alguna tienda, pero lo cierto es que la temporada de calçots 2019-2020 todavía no ha empezado.  Será muy pronto, en máximo un par de semanas, pero no ha empezado todavía.

Te preguntarás: ¿Y cómo es que encuentro calçots, entonces? Ahora te lo explico…

Temporada de Calçots de Valls

Lo primero que te quiero comentar es que yo sólo hablo de los Calçots de Valls. Sí, esos que llevan el hilo azul y una etiqueta. Porque una calçotada se tiene que hacer con los mejores calçots, no con cualquiera. Y eso es importante, de verdad. Según el portal Calsots.com, los calçots se pueden hacer con cualquier cebolla. Al final es una técnica de cultivo. Los buenos, sin embargo, los que ampara la directiva europea, son los de Valls.

Tipos de cebolla

Y ahora la respuesta a la pregunta anterior. Los calçots que ves ahora en los mercados es de un tipo llamado «Fabregat». Esta cebolla se caracteriza por tener un crecimiento muy acelerado, así que muchos productores optan por esta variedad y empiezan a vender calçots muy pronto. Sin embargo, tiene un par de inconvenientes:

  • Es una cebolla muy fibrosa (sus «pieles» no se parten fácilmente).
  • El dulzor es claramente inferior al de la «cebolla reglamentaria».

Y ya que lo digo (lo de cebolla reglamentaria) lo comentaré. Según se indica en el reglamento de la IGP «Calçot de valls», la cebolla que se debe usar es la Blanca Tardana de Lleida. Desgraciadamente, esto no se cumple siempre.

Calçots de Valls en plena Temporada de Calçots

Y volviendo al tema de este artículo, vamos a ver la imagen anterior. ¿Ves qué bonitos? ¿Ves cómo cambia de blanco a verde «de golpe»? Estos son auténticos Calçots de Valls. 🙂

Ahora ya lo sabes. La temporada empieza más o menos a mediados de noviembre (no a finales de octubre), y además te recomiendo que sólo consumos los auténticos Calçots de Valls. Y los puedes comprar por internet.

Nos vemos en otro artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *